Electroshock, reinvenciones e ilusión

imagen

Pedro Pablo Silón

Compartir en:


 ELECTROSHOCK 

Reinvenciones e ilusión

 

Electroshock ha renacido después de un arduo proceso de conjeturas y reformulación. Su nuevo disco está casi listo y se los ve recargados e ilusionados con lo que se viene.

Aunque Tarija sigue siendo parte del ADN de la banda, el trío parece estar en constante movimiento, como atestigua el proceso de esta entrevista, realizada en diversos contactos entre La Paz, Buenos Aires y Cochabamba.


Aunque ahora pueden considerarse una banda nacional en todo el sentido de la palabra, Tarija no deja sentirse como el lugar de origen de Electroshock…

Dani: Electroshock parte hace casi 9 años ya. Yo ya vivía aquí en La Paz y tenía siempre la iniciativa de jalármelo a Motete, de traerlo a La Paz, porque ha sido mi guitarrista durante muchos años; con él he crecido en la música. Y un día decidí venir a La Paz con el pretexto de hacer rock and roll y ver qué pasaba más allá de lo que era Tarija, que en ese entonces era muy amateur. Entonces finalmente lo animo a Motete, se viene, y nos faltaba un bajista. Ya lo habíamos conocido a Marco, que tocaba con otra banda que iba siempre a Tarija. Estaba sin banda, se anima y armamos Electroshock. En base a eso, definimos y deliberamos que con el sentimiento del Motete y mío, la banda tenía un carácter tarijeño. En ese sentido yo siempre tuve la inquietud de pintar a Tarija en el mapa del rock and roll nacional. Y cuando un día nos dimos cuenta, despertamos, estábamos no sólo marcando a Tarija en el mapa del rock, sino que representábamos a Bolivia en un certamen internacional -cuando fuimos a los MTV. Y no nos dábamos cuenta de que eso en algún momento iba a cambiar, porque de repente esos matices se van transformando y no es que vayan dejando de ser tarijeños, sino que se van haciendo más “globalizados” dentro de nuestra nación.


Aunque siempre se los veía tocando en Tarija, en los últimos años han radicado en varias ciudades…

Dani: El trabajo nos ha destinado a que tengamos que estar en diversas situaciones y lugares distintos, pero siempre trabajando para la banda. Eso nos ha llevado a cambiar de climas: hemos vivido muchos años en La Paz. Los chicos se fueron un tiempo a Santa Cruz, un par de años aproximadamente. Me sumé yo después y estuvimos tratando de armar allá. En Santa Cruz se presentaba una oportunidad de conocer nuevos contactos, nuevos productores, nuevas disqueras, otro ambiente. Entonces decidimos estar ahí, y en lo que yo voy sucede un quiebre, y ese quiebre todavía nos sigue impulsando a que la banda tenga que evolucionar. Ya era tiempo de que sucedan cambios importantes. Y asumir y afrontar esos cambios, requiere de mucha estrategia y requiere perder el miedo a las posibilidades, arriesgarse mucho más, pensar en salir afuera, pensar en invertir más fuerte, más grande, salir un poco de nuestra zona de confort y crecer de una manera que antes no habíamos hecho.


¿Cómo se dio la concatenación de eventos que los trajo a este momento?

Marco: Mi opinión personal de lo que yo creo que ha pasado es que la banda se empezó a desarmar en el momento en el que quisimos crecer un poco más y salir de la zona de confort. Yo lo ubico en el momento en el que quisimos irnos a Santa Cruz porque ésa fue una idea que creo al comienzo a todos nos gustó. Yo creo que ése es el momento en el que ya empezamos a separarnos porque ya las energías empiezan a ir por otro lado; ya no estábamos remando para el mismo lado. Pero eso no lo sabíamos nosotros y nos enteramos cuando ya pasaron los meses y no estábamos establecidos en ninguna ciudad.

Dani: Se presentaron muchos cambios importantes, dentro y fuera de la banda. La agrupación Electroshock se convierte en una empresa. Ya teníamos los matices, pero no lo manejábamos como empresa porque no lo abordábamos nosotros. Pero es difícil manejarlo como empresa y manejarlo solos, entonces empezamos a contar con un staff productivo. Entra Pablo Pérez Baptista, un venezolano increíble, como manager, representante. Además, él es un productor audiovisual bastante importante, entonces ha empezado a sumar a la banda. Ya tenemos sonidista fijo, tenemos roadie fijo, tenemos establecido el circuito nacional con nuestros clientes. Tratamos de armar una agenda por lo menos de tres a seis meses. De esa manera, queremos llegar a dar un paso más adelante…


Y en medio de toda esta reestructuración, Motete empezó a hacerse a un lado…

Marco: De repente Motete se mudó a Tarija cuando Daniel recién estaba por lograr ir a Santa Cruz, entonces fue todo un desencuentro. Pero en ese momento, incluso así, creo que nadie sospechó que la cosa se estaba derrumbando, aunque ya no era como antes, ya no había la misma onda, no había tantas tocadas. Yo creo mucho en la ley de la atracción: cuando uno está mentalizado en algo, llega, sea bueno o malo. Al final, empezaron las reuniones para preguntarle qué pasaba, y nos terminó diciendo que ya no quería estar en la banda. Eso fue lo que pasó, y ya pasó hace mucho tiempo. La gente por ahí siente que es reciente, pero ya han pasado cerca de seis meses.

Dani: Ha sido una cosa que nos ha puesto en stand by mucho tiempo. En todo eso, Marco y yo hemos empezado a montar la banda, a renovar la banda, pero desde la raíz. Algo muy importante, porque cuando se sale el fundador de la banda, es una responsabilidad muy grande. Y estamos muy entusiasmados, por cierto,  para que Electroshock dé para largo. Tenemos ambiciones muy grandes y Electroshock ya está dos pasos adelante en el proceso de renovación. A esto le atribuimos la incorporación de Ramón en guitarra.

Marco: Yo empecé a tocar por todos lados cuando podía. Daniel también siempre tiene cosas paralelas: estuvo con el Grillo, con Octavia, tocó con muchas bandas en La Paz también. En medio de todo eso y hasta hace muy poco, nunca supimos qué iba a pasar con la banda. Pero ahora como que encontramos un camino por donde seguir, que es Ramón, ese jugador que apareció impensadamente. Uno que está en el círculo conoce más o menos lo que se mueve, la gente que está metida, y me sorprendió realmente porque es un jugador tremendo, un gran músico muy talentoso.

Dani: Ramón Rocha… un elemento bastante importante del rock and roll nacional, que Cochabamba se lo tenía guardadito ahí para el país. Y es relevante, pues de repente las cosas han empezado a fluir de otra manera. Siempre la energía de otra persona renueva, y eso es muy saludable para todos. Ya estábamos nosotros listos para grabar un nuevo disco; queremos hacerlo ahora, ya nomás, en enero. Básicamente tenemos los temas y Ramón tiene muchos, muchos aportes, entonces sé que va a salir una cosa increíble. En el tema musical se entienden muy bien Marco y él. Y yo he aprendido a entenderme con él de diversas formas, como Electroshock y como “Grillo Villegas”, a descubrir otras facetas, que de repente tenemos. Es un violero rockero por supuesto, y de lo mejor que hay del jazz. Es una persona muy versátil y que ha aprendido a amalgamar y explorar las diferentes maneras que tiene de tocar.

Ramón: Yo tocaba con el Daniel en la banda del Grillo, y justo han tenido problemas con el Motete. En esas el Subirana comentó que estaban buscando violero, empezamos a hablar de eso, me dijo que vendría bien, a mí me parecía buena idea probar, y arrancamos. Y ya se venían las fechas, así que fue como rápido todo.

Marco: Quedamos en un ensayo y desde el primer día que conectamos bien. Ahora estoy en Cochabamba, hace pocos meses, entonces nos juntamos con Ramoncito y estuvo todo bien desde el comienzo. Le dije que saque los temas para el primer show, que fue en noviembre para la UPB, en Cochabamba; un evento del BCP. Entonces ahí arrancamos y al día siguiente fue en Oruro, en Sounder. La banda sonó re bien, él se sintió a gusto y ahora hay que tratar de grabar algo con él, entonces vamos a grabar una nueva canción en las Sesiones BANG!, aprovechando esto que es una grabación.


Ramón ahora que ya pasó la fiebre de las primeras tocadas, incluida una instancia tan grande como el Cosquín, ¿cómo te sientes en la banda?

Ramón: Me siento muy cómodo con los chicos, con el repertorio. Ha sido un proyecto que me ha llamado la atención de entrada por el cuidado en los arreglos y en la composición, y además por la buena onda que ha habido de entrada con los chicos. Pero sobre todo, porque veo el potencial que tienen como músicos, que podemos explotarlo y a futuro sacar material que todavía vaya muy para arriba y potencie lo que tenemos para dar. En fin, un trabajo a futuro que es una de las cosas que ha hecho que me anime a entrar y a seguir haciendo cosas nuevas. Así que todo está con esa frescura de renovarse y de hacer cosas distintas quizás.


¿Qué nos pueden adelantar acerca del disco que se viene?

Marco: Las nuevas canciones las noto más maduras, tienen como que más contenido. Son canciones que produje un poco mejor; me gustan más personalmente. Son canciones que vienen añejando de tiempo, de años, y eso yo creo que les dio la madurez a las canciones. Son canciones que yo tocaba con mis ex compañeros de banda cuando me vine a vivir a Buenos Aires, que es donde estoy ahora de casualidad. Y ahora para hacerlas con Electroshock no van a cambiar mucho de eso, y es un poco más rock-funk el estilo. Si hay una canción que por ahí puede recordar a lo que era Electroshock hace siete años, me parece bárbaro. Y si hay una canción que vos escuchás y decís, “Wow, ¿qué ha pasado con Electroshock?”, también me gusta. Que haya un cambio de estilo.


¿Cómo eligieron las canciones que formarán parte de las Sesiones BANG!?

Dani: Ha sido tremendo tratar de escoger qué temas van a entrar. Hay algunos temas, que han tenido bastante publicidad, ya cuentan con videos, cuentan con promoción. Incluso hemos hecho un disco en vivo donde están muchos de los temas, y de hecho están versionados y cuentan con invitados especiales, por lo que tienen ya un precedente bastante establecido. Y hay otros temas, algunos lado b, que no han tenido mucha luz o no han tenido video o no han sido corte. Como primer tema “Simplemente”, que no ha sido corte y lo hemos tocado durante mucho tiempo al principio.

Marco: Es como yo la hubiese querido grabar quizá. Lo intentamos hacer un poco más discotequero en el disco, y ahora es un poquito más pop-baladita.

Dani: Después tenemos “Muere aquí”, que es un tema del primer disco y es el único tema lento. Le hicimos un video recientemente, hace unos meses.

Marco: La tocamos así en vivo hace años y mucha gente nos dice: “Che, ¡qué buena que está ésa! ¿Por qué no la graban así?”. Porque aparte que es reggaera, tiene un riff final que no está en la versión original.

Dani: Luego viene “Cursi”, que es también un tema reciente, que sí tiene video, pero no una versión en vivo, y vamos a contar por supuesto con Marie Jordán, que es quien ha grabado el tema y a quien le corresponde este papel por excelencia. Es un tema que hemos hecho con Teto y Negro De Ugarte (Aeroplan).

Marco: Quizás una de las más parecidas a la original va a ser ésta. Vamos a invitarla a la Marie y no va a ser obviamente tan llena de cosas; va a ser quizá un poco más unplugged.

Dani: Tenemos después “Deberías dejarme respirar”, que es un tema que grabamos en el EP, pero no salió a la luz, entonces lo pasamos al primer disco. Luego tuvo un video, pero no tiene la participación del Marco, entonces vimos oportuno que debería contar con él en vivo, escucharlo como es originalmente.

Marco: Y la canción nueva, que se llama “Sensacional”. Queremos aprovechar de hacer corte y video a la vez…

Dani: Es un tema que habíamos hecho hace dos años y lo habíamos preparado para el tercer disco de estudio que se viene, pero aprovechando esta situación y que ya hacemos el tema en vivo, hemos decidido grabarlo.


¿Qué se viene ahora?

Dani: Por lo general tocamos a fin de año en Tarija, porque aunque ahora seamos una banda de Bolivia, el Ramón tiene sangre de Tarija, familia tarijeña, y yo soy de Tarija. Marco viene de Salta o de Tucumán, que es como el sur de Tarija, entonces siempre Tarija tiene ese recibimiento, y fin de año siempre lo hacemos ahí, siempre en familia, con el pretexto de que estamos para terminar de crear este disco, que se va a venir el 2018.

Ramón: Estamos proyectando nuevo material, entonces estamos con esa frescura de hacer cosas nuevas. Hay temas lindos; los estamos arreglando y componiendo para completar el disco. Claro, buscando auspicios y una manera de reducir los costos de la producción.

Marco: Lo principal es el disco; queremos grabarlo. Todavía no sé bien dónde lo haremos. Estamos viendo la posibilidad de grabarlo en Salta, y si no, será supongo que en La Paz o en Santa Cruz. Ahora estamos con nuevo manager, hace unos seis meses, y estamos viendo de tirar unas líneas afuera, con un contacto que tiene, así que eso sería. Tenemos la ilusión.