John Loza, círculo de fuego

imagen

Vladimir Pérez

Compartir en:


 JOHN LOZA 

Círculo de Fuego, un proyecto alucinante

 

Amigo mío desde hace casi 30 años, John Loza, es un excelente cantante, ahora radicado en México, y cuenta con trabajos junto a artistas de la talla de Emanuel, Fey, Río Roma, Tina Turner, entre otros. Durante su parada en Bolivia habló con BANG! para comentarnos sobre sus métodos de cuidado de la voz y un proyecto fabuloso que permitirá a los artistas proyectarse a mercados internacionales. Eso sí, si no tienes las ganas y tus objetivos bien puestos, ni te animes…

Empecé cantando con el sueño de lograr algo. Vivía en Argentina y luego me vine a Bolivia, hice un  par de proyectos chiquitos con algunos artistas interesantes con lo que era el movimiento en Bolivia. No hice realmente gran cosa, pero en un momento soñaba con un poco más y me tuve que ir a México buscando los sueños, expectativas en todo. Y bueno, estando ahí las cosas cambiaron definitivamente y drásticamente porque es completamente diferente. Dejé de cantar prácticamente por 15 años porque tuve que dedicarme a encontrar otros caminos para sobrevivir y hoy por hoy trabajo más en la parte de la especialidad de la voz y en la parte de estrategias de producción para los artistas y hago música por hobby, pero no tengo un enfoque más allá. Pero más bien estoy trabajando en la asesoría, con Universal,  Sony y OCESA, que es la compañía de representaciones más importante de México,  que maneja el 98% de los artistas. En todo este tiempo yo pude desarrollar algunas formas estratégicas para que los artistas con los que estoy trabajando puedan tener mayores posibilidades de éxito, y están funcionando. En este momento estoy trabajando en un proyecto llamado Círculo de Fuego, que es como una comunidad internacional: está México, Canadá, Estados Unidos, Colombia, Argentina y Bolivia. Lo que estamos haciendo básicamente es intercambiar artistas que sean responsables de su música, que aprendan a soñar. Mucha gente me escribe y me dice: “Oye John tengo una banda en Perú o en Bolivia, yo cuando quieras me voy a tocar a México”, y yo le digo: “Todos quisieran eso; ¿qué estás pensando? Que voy a agarrar un millón de pesos y voy a decir… Claro, ven, yo te voy a pagar la comida, te voy a dar alojamiento y voy a hacer tus shows? No puedo hacer eso, pero sí te consigo los lugares más importantes para que puedas promocionarte. Si te vienes 10 días, te consigo la mayor cantidad de fechas y en los mejores lugares para que te promociones, que es lo recontra difícil. Si quieres tocar en New York, te consigo lugares extraordinarios para tocar.” Hemos generado este círculo, funciona gratis no cobro ni un sólo centavo. Es complicado, pero mi idea es básicamente: ven a tocar. Pero tú debes pagarte tus boletos, tu estadía y todo lo demás, porque el objetivo es que estás yendo a promocionarte, si tu trabajo es realmente bueno, la gente lo va a empezar a tomar en cuenta y te van a volver a llamar. La pregunta importante es que el músico debe estar donde van a pasar las cosas. Si quieres que pase algo en México, debes estar en México, en un lugar donde puedes estar de gira. Sólo en el DF en un año podemos hacer 300 shows y no has vuelto a tocar nunca en el mismo lugar.

Ahorita mi objetivo es nuestro país, es informarle a la gente de cómo está funcionando el sistema, de las grandiosas oportunidades que hay, porque los grandes sellos necesitan encontrarse con el artista y que esté dispuesto a dar toda la talla también.  A los grandes sellos no les interesa tu música; les interesa el dinero. Ellos dicen: “Nosotros vendemos música, cualquier música; puedes hacer rock, reggaetón, pop o lo que sea. Si vendes invertimos, si no, no nos interesa.”

Me involucro en el área de comunicación porque las bandas normalmente no saben qué comunicar; sólo tienen canciones. Un principio básico es informarle al artista qué es lo que está haciendo. Cuando me contratan para una asesoría yo les pregunto a los artistas: “¿Qué son?” Y nunca saben qué contestarme. La idea es saber quién eres y que eso se vea en ti para que la gente quiera escuchar la propuesta que tienes, porque del revés lo están haciendo todos, todos te mandan canciones. Mientras tanto no seas famoso, tienes que hacer. Los artistas creen que todo se lo tenemos que hacer pero no es así. El artista debe hacer, tiene que ser innovador, tiene que pensar en la propuesta.