Mindhunter, el cazador cazado

imagen

Gory Patiño

Compartir en:


 MINDHUNTER 

El cazador cazado


¿Te acuerdas de la película Zodiac con Jake Gyllenhaal y Robert Downey Jr.? Si te gustó, la nueva serie policial de Netflix, Mindhunter, te va a encantar. Ambas producciones llevan el sello Fincher. En lúgubres ambientes claroscuros y mediante una narrativa impredecible desarrollada a fuego lento, el director de The Game y Fight Club nos mete en un mundo donde todo es ambiguo y donde no existen blancos ni negros, sino más bien, abundan los grises.

David Fincher, nominado al Oscar por Social Network, no sólo dirigió cuatro episodios de la temporada, sino que también produjo la serie junto a la actriz Charlize Theron, ganadora al Oscar por Monster. A diferencia de House Of Cards, serie también producida por Fincher, Mindhunter se acerca mucho más al estilo de sus icónicos filmes Seven, Gone Girl y sobretodo Zodiac, película que trata sobre la búsqueda del “Asesino del Zodíaco” que aterrorizó San Francisco en los 60´s y 70’s.

Mindhunter fue creada por el guionista del filme The Road, Joe Penhall, quien escribió esta primera temporada basada en el libro Mindhunter: Inside the FBI’s Elite Serial Crime Unit. Estas memorias narradas por los agentes del FBI, John Douglas y Mark Olshaker, describen cómo emplearon el análisis psicológico para adentrarse en las fascinantes mentes de los asesinos en serie más notables durante los 70’s y 80’s.

Mindhunter arranca en el año 1977. El joven y astuto negociador del FBI Holden Ford, interpretado por Jonathan Groff (Glee, Looking), fracasa en un caso en el que un secuestrador abruptamente se suicida. Ford, que siempre había seguido “el manual”, empieza a cuestionar el proceder del Buró. ¿Cómo pueden parar a los asesinos psicópatas ocultos en la sociedad, si la policía solamente los define como locos y, por lo tanto, descarta la idea de poder entender sus razones, conscientes e inconscientes, para cometer sus crímenes?

Ford se interesa en la sociología, el crimen como una respuesta al malestar de la post-guerra de Vietnam y al escándalo de Watergate, que provocaron delitos inexplicables. El mundo no tiene sentido, por lo que el crimen tampoco.

El agente Ford se une al escéptico Bill Tench, encarnado por Holt McCallany (Sully, Fight Club), un veterano agente especialista en ciencias conductuales. Mindhunter es una especie de buddy cop movie en la que ambos policías académicos viajan por Estados Unidos para capacitar policías y entrevistar a asesinos para fines investigativos. De esta manera nace en el FBI la Unidad de Ciencias del Comportamiento que marcará el nacimiento del célebre término: serial killers.

Sin embargo, cazar mentes perturbadoras puede jugarte en contra. Como la relación entre Hannibal Lecter y Clarice Starling en Silence of the Lambs,  en Mindhunter Ford entabla una estrecha relaciLas entrevistas a asesinos en seriejeres re a quien decapita.que tambis.- que ambas son produción de ‘’confianza” con el asesino necrófilo Edmund Kemper, encarnado brillantemente por Cameron Britton (Stitchers), que da vida a este personaje real de dos metros de altura que a sus 15 años mató a sus abuelos y luego asesinó y violó a una decena de mujeres incluyendo a su propia madre, a quien decapitó y luego tuvo sexo con su cabeza.

Las entrevistas a asesinos en serie poco a poco afectan la vida privada de ambos protagonistas. Tench, rudo y de pocas pulgas en el trabajo, en el hogar es un hombre de familia que sufre por su hijo adoptivo, que tiene dificultades comunicativas y con quien no logra entablar una relación padre-hijo común y corriente. Paralelamente, Ford, con gran olfato para descubrir asesinatos, descubre que su novia le fue infiel con un compañero de clase.

A este dúo dinámico se suma la catedrática Wendy Carr, personaje basado en la doctora Ann Wolbert Burgess, que colaboró con el FBI en la creación de los perfiles de los criminales entrevistados. La actriz australiana Anna Torv (Fringe) interpreta a Carr, que cuestiona el procedimiento no académico de Ford al interrogar asesinos, lo que provoca la intervención de Asuntos Internos del FBI.

Ford no sólo pondrá su puesto en riesgo, sino también su vida. Kemper se obsesiona con el agente, que hace caso omiso a sus cartas reclamando su visita. Entonces, al final de la temporada, Kemper logra que Ford lo visite de una forma inesperada que desencadena en una de las escenas más escalofriantes de la serie.

Netflix ya anunció la segunda temporada de Mindhunter y el propio David Fincher declaró que quiere basar la historia en los asesinatos de los niños de Atlanta, un caso que se cobró la vida de 28 personas entre 1979 y 1981.

Prepara tus municiones. La temporada de caza ha empezado.